Cargando Municipalidad de Roldán
Salud

LA SECRETARÍA DE SALUD CONCIENTIZA EN EL DÍA MUNDIAL DE LA HIPER TENSIÓN ARTERIAL

domingo 17 mayo, 2020

El 17 de mayo es el «Día Mundial de la Híper Tensión Arterial». Desde la Secretaría de Salud, se brindan recomendaciones con el fin de prevenir, diagnosticar y controlar la hipertensión arterial, condición que constituye el principal factor de riesgo para padecer enfermedades cardiovasculares.

Se recuerda que es fundamental reducir la ingesta diaria de sal, principal factor de riesgo de esta enfermedad. En Argentina, el consumo de sal diario por persona es en promedio de 11 gramos, mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda un consumo máximo de 5 gramos por día.

Según estimaciones mundiales de la OMS, la hipertensión arterial es responsable del 45 por ciento de los infartos y del 51 por ciento de los ataques cerebrovasculares. Existe una relación directa entre la presión arterial elevada y la ocurrencia de enfermedades vasculares, como infartos y accidente cerebro vasculares. Es importante conocer y controlar la presión arterial periódicamente y observar hábitos saludables que pueden mantenerla normal.

Los cambios en el estilo de vida pueden ayudar significativamente a prevenir niveles altos de presión arterial. Hay dos recomendaciones fundamentales: comer frutas, vegetales, granos enteros y lácteos bajos en grasas; disminuir el consumo de grasas; y reducir la ingesta de sal en la alimentación, quitando el salero de la mesa, cocinando con menos sal y reduciendo el consumo de alimentos procesados.

En Argentina, 8 de cada 10 adultos se realizan controles de presión arterial, entre ellos el 34 por ciento presenta presión arterial elevada, según datos de la 3ra Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) realizada en 2013 por el Ministerio de Salud de la Nación. Sin embargo, solo el 58 por ciento se encuentra realizando un tratamiento.

Entre las personas hipertensas que adhieren a tratamientos, el 51 por ciento utiliza únicamente medicamentos para controlar su presión arterial, un 8,5 por ciento se cuida a través de la alimentación y el 40 por ciento restante realiza ambas prácticas.